Ejercitar los abdominales inferiores

 

Los abdominales son una de las unas partes del cuerpo más bonitas de lucir mas al unísono los que precisan un mayor sacrificio para una perfecta definición, sobre todo la parte inferior. De ahí que el día de hoy os enseñamos cómo adiestrar los abdominales inferiores con unos fáciles ejercicios que vas a poder hacer en casa.

En la parte inferior del abdomen es donde se centra el primordial foco de grasa amontonada, con lo que siempre y en todo momento es más bastante difícil que se note esa zona si se cubre de forma fácil de grasa. Con los ejercicios que os traemos el día de hoy vas a poder fortalecer toda esta parte y también ir transformando poquito a poco la grasa en músculo. Mas no os olvidéis de efectuar una buena dieta para abdominales aparte de ejercicios aeróbicos que os asistan a acotar y fortalecer. Si todavía no sabes cómo adiestrar los abdominales inferiores, acá tienes estos 3 ejercicios para comenzar a trabajar duro (Hacer esta rutina mínimo tres veces a la semana):

Elevación de piernas (3×15): Túmbate en el suelo y pone las manos bajo los glúteos. Ahora, sube una pierna recta hasta dejarla en un ángulo de 90 º al lado del cuerpo. Entonces subes la otra pierna haciéndolas coincidir en dos segundos las dos arriba y seguidamente bajamos la primera pierna.

– Abdominales inversos (3×15): Colócate tumbado boca arriba con los brazos paralelos al suelo y las palmas cara abajo. Pon las manos en suelo y sobre todo no las emplees para asistirte por que el ejercicio pierde eficiencia. A continuación, levanta las piernas del suelo con las rodillas flexionadas y emplea la fuerza de los abdominales inferiores para llevar tus rodillas cerca del pecho. Fundamental hacerlo lentamente y contrayendo los músculos. Entonces volvemos a la situación inicial.

– Abdominales de bici (3×15): Túmbate en el suelo con las manos bajo la cabeza para apoyarte, después dobla las rodillas en un ángulo de 45 grados más o menos y elévalas de forma que los gemelos queden paralelos al suelo. Estira una pierna, sosteniéndola a 45 grados del suelo mientras que la otra rodilla continúa doblada. Mantén esta situación virando y levantando al unísono el cuerpo de tal forma que el codo opuesto a la rodilla doblada toque esta rodilla. Por último dobla la pierna estirada, vuelve a estirar la pierna doblada y vira el cuerpo para tocar el otro codo a la rodilla opuesta.

En el próximo vídeo vas a poder observar más ejercicios y consejos para continuar trabajando las abdominales:

Comparte en redes: